revista rupturas Quito Ecuador opinion analisis

Por: Galo Benitez.

Fotografía: mavillav

Privatización, despilfarro y encubrimiento

 

La Ley establece claramente que cualquier funcionario público –incluido el Jefe del Estado-, es responsable administrativa, pecuariaria y penalmente por sus acciones u omisiones en el desempeño de sus funciones.

 

Ahora tenemos a un ex Presidente en Bélgica, quien tuvo la audacia, vía decreto ejecutivo, al aprobar la seguridad personal y de su familia. Al pueblo ecuatoriano le cuesta mantener a los 8 guardaespaldas en Europa, la suma escalofriante de USD 57000 mensuales, un acto de abuso de poder, pues ningún ex mandatario ha tenido semejantes privilegios.

 

Sobre el caso de la demanda por la caducidad del contrato con OXY, que obligó al Estado a reconocer una indemnización de 1700  millones, hay que recordar que el tribunal del CIADI que falló en contra del Estado ecuatoriano estuvo conformado por extranjeros: Juan Fernández-Armesto (español), Florentino Feliciano (filipino) y Rodrigo Oreamuno (costarricense). No hubo un juez probo que nos represente, que defienda la legalidad de las decisiones tomadas. En campaña, el candidato Rafael Correa, allá por 2006, aseguró que declararía la inadmisibilidad del juicio y la demanda de la OXY; no obstante con el Procurador Diego García, daban pasos firmes para admitir el juicio, el cual perdieron de la manera más vergonzosa. Y no solo eso, a cuestas el país tuvo que erogar como 20 millones de dólares por el pagos de honorarios y costas procesales, y a cambio de nada. En este lamentable caso, Correa es corresponsable, por el perjuicio causado al Ecuador.

 

Durante los últimos 11 años ha habido un proceso marcado hacia la desnacionalización y/o privatización de las áreas estratégicas del estado. El Código Monetario y Financiero dio pábulo a la privatización de los sectores hidrocarburíferos y mineros. El aprobado Reglamento del Régimen de Alianzas Público Privadas permitirá delegar al capital extranjero la construcción, administración y operación de proyectos vigentes o futuros en los sectores de Telecomunicaciones, Transporte, Energía, etc. La Ley de Servicio Público de Energía Eléctrica, aprobada por la Asamblea, da pauta a la concesión de los servicios de Generación, Distribución, Comercialización y alumbrado público, perjudicando el interés nacional y violando la Constitución que manda que las áreas estratégicas de la economía deben ser manejadas por el Estado. De este hecho consumado hay responsables directos, entre los cuales la cabeza visible es Correa/Glas y su sucesor, Lenin Moreno, por lo que hará o dejará de hacer a futuro. Por lo pronto, la entrega del negocio del dinero electrónico a la banca privada, nos da luces del continuismo de la presente administración.

 derroche correismo sobreprecio correa

 

De manera astuta el gobierno de Moreno pretende darnos lecciones de austeridad con la venta de los aviones presidenciales, el Legacy600 y el Falcon Jet 7X, que le costaron 75 millones de dólares al país, cuando lo que debió exigir que se establezca la responsabilidad administrativa y económica de quienes aprobaron todos los contratos del Correismo. El no hacerlo es ser cómplice y encubridor del saqueo y el dispendio que le ha llevado a la nación al borde de la banca rota. Así sumamos las perlas del derroche, con la compra de los 6 aviones no tripulados, cuyo costo fue de 23 millones y solo el mantenimiento anual requiere de 1,5 millones. Los 24 aviones supertucano que costó cerca de 270 millones; la construcción del Edificio de la UNASUR (43 millones), que se ha convertido en monumento al despilfarrro de la década ganada.

 

Finalmente, aunque de poca monta, dirá Ud. amigo lector, la Asamblea gastó $ 250 mil en 142 tablets y 30 laptops para sus legisladores. A su vez, recientemente el estado tuvo que cubrir $ 721 mil por llamadas e internet para asambleístas. Les compraron a los Honorables, celulares Samsung Galaxy S8, cuyo valor en el mercado nacional bordea los 1.500 dólares, los mismos que fueron entregados a los 136 asambleístas y a otros 24 funcionarios del Palacio Legislativo. Esto sucedió en las narices del Presidente que se llenó la boca con la palabra mágica: austeridad, compañeritos. Qué va, si son los revolucionarios del Siglo XXI.

 

 

Calcular Page Rank

Las Casas Oe3-128 (entre América y Antonio de Ulloa)

Quito-Ecuador

ISSN 1390-6038

Revista Rupturas © 2015 Derechos reservados