revista rupturas Quito Ecuador opinion analisis

Por: Mariano Santos N.

Fotografía: Archivo

El campo Singue y las acusaciones de peculado a Glas, Pastor, Capaya y otros.

 

 

Acaba de hacerse público el informe de la Contraloría que señala varias irregularidades en el proceso contractual de prestación de servicios para la explotación petrolera del campo Singue (el nombre verdadero es Singüé, en lengua originaria), suscrito entre el Estado ecuatoriano y el Consorcio DGC, integrado por las empresas Dygoil y Gente Oil Ecuador.

 

El contrato, firmado el 30 de abril del 2012 por el entonces ministro de Recursos no Renovables, Wilson Pástor, tiene algunas irregularidades, según los auditores que revisaron la adjudicación del bloque. Este cuenta con tres pozos y se ubica al norte de Sucumbíos. Tiene 3 446 hectáreas y sus reservas se estimaron inicialmente en 4,2 millones de barriles pero que luego fueron mucho más.

 

 

 Según Contraloría, hay principalmente 3 iregularidades:

 

1. La adjudicación del contrato no procedía por cuanto la oferta incumplía los requisitos establecidos en las bases de la licitación y debía ser descalificada

 

El 18 de septiembre de 2012, cinco meses después de la suscripción del contrato, Dygoil (que tenía el 60% de la participación) pidió al Ministro de recursos Naturales autorizar el traspaso de acciones del Consorcio DGC a favor de Gente Oil Ecuador (que tenía el 40% del paquete accionarial).

 

Por recomendación del COLH (Comité Hidrocarburífero de Licitaciones) al Ministro, la cesión de acciones se concretó el 29 de agosto de 2014. La empresa fue constituida el 15 de marzo de 2012 en Singapur, apenas un mes antes de la concesión del contrato.

 

2. Las reservas en base a las cuales el COLH otorgó la explotación del campo Singue fueron subestimadas.

 

Hasta el 30 de septiembre de 2016 ya se había extraído el 244,7% de lo previsto para los 20 años. Los datos de las reservas supuestas fueron elaborados por José David Burgos, subsecretario de Estudios y Patrimonio Hidrocarburífero, quien, luego de tres meses de suscrito el contrato de explotación, también pasó a trabajar en el consorcio adjudicado, DGC. Además de firmar el informe de las reservas supuestas, Burgos fue parte de la comisión que analizó la oferta económica del consorcio, así como del equipo técnico que negoció la tarifa.

 

3. Derivado del anterior, tiene que ver con la tarifa fijada, (lo que paga el Estado a la compañía) que fue $33,50 que se negoció en el contrato y, según la contraloría es $1,05 por barril superior a la que técnicamente debía haberse fijado, pues existían más reservas de crudo, ocasionando un perjuicio al País de $5,2 millones.

 

Sin embargo, no se recomendó la suscripción de un contrato modificatorio, que es lo acostumbrado en estos casos, para revisar los términos y condiciones económicas de la tarifa, que debió fijarse en 32,45.

 

La propia contraloría, el 2.011 había establecido que el costo de producción para los campos marginales no superaban los $8,0 por barril.

 

Por las razones señaladas y otras, la Contraloría, envió un informe con indicios de responsabilidad penal contra todos los implicados a la Fiscalía de 21 funcionarios, incluidos el vicepresidente Glas, el exministro Pástor, el exministro Carlos Pareja, y Silvana Pástor.

 

¿Quién es Silvana Pástor?

 

Es la hija del exministro Wilson Pástor(Ministro de hidrocarburos hasta abril de 2.013) que empezó a trabajar como Directora Financiera de Gente Oil Development y como Vicepresidenta de Gente Oil Ecuador, según reportes del Seguro Social. Es decir, laboró en la beneficiaria original del campo Singue y en la sucesora de los derechos accionariales de explotación.

 

Pero, la familia... ya antes apareció el nombre de otro pariente de Pástor, su hermano Santiago, como gerente de la cia. Ivanhoe. cuando el gobierno suscribió un contrato, a dedo, con esta compañía  en el bloque 20, del campo Pungarayacu, el 8 de octubre de 2.008, decisión tomada en Directorio de Petroecuador, que fue presidido por el propio Presidente Correa, días después, Santiago Pástor apareció como Gerente de esa petrolera extranjera; y, aparece otro nombre en común, el de David Martin, antes en Ivanhoe, como gerente general y, firmando junto a Correa el contrato del bloque 20 en el 2.008; y, ahora en Genteoil.

 

Vale aquí, sin embargo,  hacer algunas reflexiones, para comprender ciertas cosas del sector petrolero.

 

Desde el inicio de su gestión, Rafael Correa se rodeó de dos importantísimos "expertos" petroleros, concretamente: Carlos Pareja Yanuzelli, en las áreas de refinación, derivados y, Wilson Pástor, en exploración y producción petrolera; ambos con una dilatada campaña en el sector público, pero con un denominador común,  haber ocupado altos puestos del sector petrolero en los gobiernos de la “partidocracia”, Pareja desde el gobierno de Febres Cordero y Pástor, desde Jaime Roldós. Pero, hay otras coincidencias, por ej. el hecho de que Pareja recién se graduó como Ing. Químico en 1.999; la pregunta es: antes de 1.999 ¿firmaba como ingeniero?; Pástor, que estudió petróleos en la entonces escuela de Geología, minas y petróleos de la Universidad Central, nunca se graduó, más aún, colegas de la hoy Facultad de Geología...certifican que ¡ni siquiera egresó!; tampoco se conoce en qué universidad ecuatoriana estudió economía y, Pástor, como funcionario público firmaba, a veces como ingeniero, en otras como economista. Y, de repente, aparece con un título de cuarto nivel de una universidad francesa...y, el de tercer nivel ¿donde lo obtuvo?, tema éste ya denunciado, pero NUNCA investigado.

Si Pareja fue el CEREBRO de los negocios en las refinerías, Esmeraldas, la del Pacífico, los poliductos y quién sabe qué más, Pastor fué el encargado, entre otras cosas,  de las denominadas Rondas licitatorias para la exploración y explotación petrolera, que no eran otra cosa que la feria-subasta de nuestros recursos petroleros, rondas éstas que ya las dirigió antes, comenzando con la que se dio en el gobierno de Osvaldo Hurtado, y así sucesivamente hasta llegar a la Décima ronda, en pleno gobierno de Correa. Igualmente es el artífice-inventor de los anteriores contratos denominados de Participación (de los que Correa se quejaba, por que entregaban, en promedio, el 80% del crudo a las transnacionales) y, los actuales de Prestación de servicios que permitió la privatización de la extracción en la gran mayoría de campos petroleros.

 

En la industria petrolera, es muy conocida su vinculación estrecha con Dygoil, empresa ésta que trajo a los chinos al Ecuador y en donde Pástor fué alto ejecutivo y, en donde dejó ubicado a un sobrino de nombre Santiago ( en la china Andes petroleum), según Ecuadorinmediato. Siendo alto ejecutivo de las petroleras chinas Pástor negoció con el Estado esos contratos, lesivos, por supuesto para el País, otro tema que también debe investigarse. Es decir, Pástor negociaba a veces a nombre del Ecuador (si era alto funcionario público) y, en otras, a nombre de los chinos(cuando no era funcionario público)... El ingenuo de Correa ¿nó sabía?, el otro ingenuo, Glas, ¿jamás se dió cuenta?, ¿no conocían sus antecedentes en la partidocracia?.

 

Hay sin embargo, otras dudas...

 

Acordémonos de los "capaya-leaks", en uno de ellos, Capaya acusa a Carlos Pólit, como Contralor, de haber recibido, no uno, sino varios maletines llenos de dinero, un buen fajo de billetes, en la ahora ya muy famosa suite de la torre A del Swiss Hotel; pero en esa misma grabación dijo igualmente, con testigo al famoso polígrafo, que el subcontralor, hoy ya Contralor(puesto como subcontralor por el propio Pólit, de quien era su mano derecha) Pablo Celi y otros altos funcionarios de la contraloría COBRABAN una TARIFA a las empresa contratistas de la refinería de Esmeraldas para ¡emitirles informes FAVORABLES!.

 

Luego vino el bochornoso incidente de la violenta pelea por la contraloría, entre la designada por Pólit (Sabett Chamoun) y Pablo Celi. Los hasta ayer grandes amigos, de la noche a la mañana se volvieron enemigos a muerte, gestan una pelea “con cuchillo en mano”, pelea ¿por el País?, ¿no será por otros motivos?; si Capaya decía la verdad ¿no era una bronca por LOS VERDES, LOS BILLETES?

 

Como Contralor, Pólit, cual verdadero MAGO, hizo desaparecer las glosas por $70 millones contra Odebrecht, lo que abrió la puerta para que regrese al País con más y suculentos contratos...Celi, que estaba a su lado, ¿no se dio cuenta?...¿no sabía?; la propia Asamblea acaba de echar a Pólit, por razones que hasta ahora no se han esclarecido, Celi ¿algo tuvo que ver?; lo que sí se conoce ahora es que Abdalá Bucaram fue "visitado" en Panamá por el Presidente de la Asamblea, José Serrano, quien acorralado por las preguntas de los periodistas reconoció la visita y, dijo que lo hacía, para ¿salvar el proyecto?...¿cómo es que Correa criticaba a L. Moreno por haber entregado CNEL a la MAFIA de los Bucaram?

 

 Cuando Celi fue llamado a la Asamblea e, incluso algunos ovejunos lo amenazaron con la destitución, SALTÓ hasta las nubes Bucaram, amenazando también con organizar una gigantesca marcha hacia a Quito para defender a Celi; ¿será acaso porque uno de los actuales detenidos por el caso Odebrecht y que tiene que ver con el suculento negocio de la comercialización (venta) de crudo, es un señor de apellido Massuh ISAIAS?, ¿ISAIAS = BUCARAM?, ¿qué tanto sabe y conoce Celi?.

 

Este mismo Celi es el que quiere ahora auditar la deuda pública ecuatoriana....

 

El mismo Celi, es el que hace la presente denuncia del campo Singue, ¡Muy bien!, pero, se trata de un campo marginal (ahora denominados MENORES), un perjuicio de más de $5 millones, pero ¿y los campos grandes?, en donde los perjuicios ya no son de unos pocos millones sino de varios, de centenas, de miles de millones...

 

 

 

Justamente en estos últimos días el nuevo ministro Carlos Pérez, declara haber renegociado las tarifas que el Estado pagaba en los contratos de los campos Shushufindi y Libertador; para el primer caso habría un acuerdo para rebajar algo más de $10 ( de $29,85 a $19,50) y, para el segundo, $13,04 (de $38,54 a $25,50).¿Quién pagará el perjuicio?

 

Desde hace ya algún tiempo, quien escribe estas líneas ha venido denunciando los multimillonarios perjuicios en esto de los costos de producción.

 

Con lo que acaba de renegociar el ministro Pérez, se demuestra que mis denuncias tenían asidero y, la pregunta que surge es ¿No se dio cuenta la contraloría?

 

Veamos un sencillo cálculo aritmético, Celi habla de un perjuicio de $1,05 por barril en Singue.

 

Los contratos de Prestación de servicios tienen una estrecha relación entre los costos de producción y las tarifas, en donde el Estado paga una tarifa a las petroleras. La tarifa no es sino la suma de 2 parámetros: el del costo de producción más la utilidad razonable. Si la exageración del costo de producción, por ende de la tarifa, es de 1 dólar por barril, como es el caso de Singue (pero, que según la misma contraloría, el costo para el 2.011 no superaba los $8,0 el barril, mientras se había contratado una tarifa de $33,50), el Estado pierde, cada año,  alrededor de US$200 millones, pues el País extrae anualmente 200 millones de barriles de petróleo.

 

Pero, si la exageración del costo, por ende de la tarifa, es de $10,0, valor que sin embargo es conservador,  el Estado ya no pierde 200 sino US$2.000 millones anuales, lo cual no es descabellado, si nos remitimos a los casos de Singue, Shushufindi y Libertador.

 

Ahora, ¿cuánto petróleo ha explotado el Ecuador, desde el 2.010, año en que se suscribieron estos contratos de Prestación?: son alrededor de 1.400 millones de barriles.

 

Entonces el perjuicio al Ecuador tiene dimensiones verdaderamente GIGANTESCAS, pues al multiplicar los 1.400 millones de barriles por el sobreprecio de los costos, que asumimos conservadoramente en $10, llegamos a la cifra DEMENCIAL de, USD$14.000 millones!!

 

Es la década GANADA por los GRANDES LADRONES.

 

Calcular Page Rank

Las Casas Oe3-128 (entre América y Antonio de Ulloa)

Quito-Ecuador

ISSN 1390-6038

Revista Rupturas © 2015 Derechos reservados